9.11.2005

Nalo


Desde que tengo uso de memoria, él siempre ha estado aquí a mi lado derecho haciendo el trabajo a dos manos junto con Ciria, ejecutando el papel más difícil en esta vida: el ser padres.

Y si digo mi padre, la cosa se complica porque si que soy un caso...

Papá fue -según mi madre, porque yo sencillamente no lo recuerdo-, la primera palabra que exprese y según yo, eso si no tengo siquiera que recordarlo: el primer amor y adoración que sentí. He de reconocer que desde hace diez años le digo Nalo, no porque hubiera dejado de ser mi padre, sino porque también se ha convertido -de una manera muy especial- en mi amigo.

Siempre lo ví extremadamente grande y desde que tenía ocho años lo sentía mi mayor protección. Sé que los cariños no siempre se muestran y como parte del mio, aprendí a entender que él no era de abrazos constantes, a su manera siempre me ha dicho que me ama sin ser tan expresivo como yo...

En mi etapa de adolescencia lo baje en algún momento del pedestal y no entendí su excesivo amor traducido en preocupaciones constantes, hoy sé que ha buscado de una y mil maneras protegerme y que es inevitable que deje de preocuparse por mi...

Él incentivó mi gusto por el dibujo, la lectura y el cine -aún recuerdo los primeros clásicos ilustrados que me regalo-,y desde que nací he sido más que su reflejo, por eso de que nos parecemos mucho, aún cuando él diga que el caracter humano lo herede de mi madre...

De él tengo -además de los ojos- la valentía y la explosión constante de lucha cuando creo firmemente en algo... Defiendo al igual que él mis creencias y pasiones... Y no igual que él, pero si de forma muy similar me enojo y exploto!! Hasta la expresión de coraje nos ha dejado la misma marca en la frente...

Partí hace seis años de su cobijo, pero sigue siendo de mis amores más preciados... No sé a ciencia cierta cuando empezo a "adorarme" como dice mi madre y mis hermanos, pero agradezco desde siempre la fe excesiva que me tiene y el que comparta conmigo sus decisiones, preocupaciones y pensamientos.

Yo, Nalo desde siempre te quiero y te adoro más de lo que puedas imaginar y más de lo que te he dicho y pueda decir o escribir incluso.

Gracias por estar siempre, por la confianza, por hacerme sentir que aún soy tu niña... como puedes ver vengo de muy buena madera, como buen roble y como sabemos, los robles no se dan en maceta...

Seguimos creciendo... Yo sigo aquí luchando día a día, por merecer más ese cariño y amor que me das... y sigo expresando en cada cosa que emprendo los valores y enseñanzas que me has mostrado...

Hoy solo por ser quiero escribir que te quiero, que eres muy importante en mi vida y que no tengo palabras para agradecer tanto y tanto amor... Aunque a veces sea tosca y grite cuando no debo... aún cuando a veces no compartamos la misma opinión, desde siempre, aquí ando, adorando y elevando a todos los cielos mis mayores bendiciones para ti padre.

Porqué cada escalón aún conmigo a solas, lo hago por los cimientos que tú y chino -mi madre- me han forjado. Sé que siempre estás ahí donde más te necesito y aunque sea independiente, este cariño nunca será de más.

p.d. gracias por creer-me-, por criarme y por confiar en mi incluso antes que mi propia fe... Sé que entiendes que no puedo ni quiero hostigarte con mis propias penas y que aún con toda tu fuerza tengo que caminar por mis propias metas y con mis propios pies, como me enseñastes, ¿recuerdas?

En mi ser siempre estás... te quiero siempre...

3 comments:

Jordi said...

Denia,como padre de dos hijos,uno de 13 y una pitufita de casi 3,me encantaría que cuando crecieran pudieran tener esa opinión de su padre.Lucho cada día para que asi sea.
me emociono tu post...felicidades.


saludos.

Pedro Francisco Celis Mendoza said...

Denia, no cabe duda que debes ser de muy buena madera, al escribir con tanta emoción como lo hiciste, y sabes lo escrito tiene tanto amor que todos aquellos que somos padres, deseamos que en algun momento de nuestra vida nuestros hijos experesen algo así.
Muchas felicidades a ti, y el doble para tus padres.

Denia said...

Jordi, Pedro, gracias por sus comentarios!! e emocione y seguramente sus hijos expresaran -sino es que ya lo expresan- tanto amor como el que describen orgullosamente ustedes por ser padres...

saludos!