10.04.2005

De nuevo el duende

Anoche entre el aroma canela del amanecer y los cantos cotidianos de mis grillos verde-plateado lo descubrí: se encontraba comiéndose mis chocolates... no dije nada y asumí que era mejor ignorarlo...

Entro a mi cuarto -cual si fuera su hogar-, dio un pequeño vistazo -como reconociendo los espacios-, se puso mis pantuflas, cantó unos minutos y al ver que me encontraba ocupada devoró mis libros del buró, acto seguido se puso frente a mi, yo evite mirarlo directamente y seguí clavada en mi reporte... no espero más de dos minutos, bostezo y sin más se quedo dormido sobre mi cama...

Desde el escritorio yo lo observaba, tratando de no ser obvia y restándole mi verdadera importancia...

Me genera escalofríos y mariposas en la espalda y aquí justo donde inicia la boca del estomago...
¿Por qué se fue sin decir adiós? ¿Cómo es que regresa cuando quiere?

Creo que alucino -pienso-, me entretengo en el reporte que tengo pendiente e imagino que no está... que no es real.

Si no cantara, seguramente ya me habría aburrido... y con esos ojos cualquiera - intento justificarme-, sin embargo no dejo de verlo... hasta dormido me hechiza... me pregunto, le pregunto: sabes acaso ¿por qué te quiero tanto?

Las horas pasan y el sigue dormido... sé que no estoy soñando porque la espalda me duele y me reclama reposo... me recuesto a su lado, tratando de no hacer ruido... abre un ojo y exclama: hermosa, no tengas miedo... yo también de mil maneras te quiero...

Me abraza y duermo profundamente...

Por favor, no te vayas... exclamo... vuelvo a dormir y a soñar a su lado, que importa que mañana ya no esté, por ahora es mío.

5 comments:

Jordi said...

Sorpresa...de verdad,creeme que me has sorprendido con este post...

belo,bello,bello...
felicidades,princesa.

Denia said...

gracias Jordi, he de agradecer eternamente tus comentarios y tu tiempo para visitar este -también tu- espacio =)

Jordi said...

nada de agradecimiento...es un placer,creeme

Rafael said...

Hola D, felicidades, muy bonito post.

Irasema said...

Denia:
Una vez más me deleito con tus letras. Siempre lo dije, tienes un Grandissimo DON, sigue así... Mostrando tus sentimientos a flor de piel.
Gracias por compartir esto con todos nosotros.