1.29.2006

Eso

Dante Bertini*


ese punto negro donde todo acaba
donde ya no vivo
ni sufro
ni canto
eso es el espanto


*Dante Bertini (www.dantebertini.com) nació en la ciudad de Buenos Aires. Radicado en Europa desde diciembre de 1975, ha vivido largas temporadas en Madrid, París e Ibiza, aunque desde hace doce años reside de forma permanente, y feliz, en el barrio gótico de Barcelona. Dibujante desde la niñez, ha trabajado como ilustrador diario de La Opinión de Buenos Aires y El Periódico de Cataluña, colaborando también con Rolling Stones, Cinemanía, Courrier International, La Il.lustració, Media Vaca y otras publicaciones. En 1993 ganó el premio literario La Sonrisa Vertical de Editorial Tusquets con la novela "El hombre de sus sueños". Ha publicado, también en editorial Tusquets, "Salvajes mimosas", editada en alemán bajo el título de "Unbezähmbar" por Bruno Gmünder Verlag y, en tirada limitada para coleccionistas, "Eros desencadenado", textos poéticos (Compactos de Editorial El gato gris, Valladolid). Algunos de sus cuentos, poesías y notas sobre el mundo de la cultura han aparecido en los diarios El Mundo (España) y Clarín (Bs.As.) y en las revistas 4 gatos, Co&Co y Lateral. En 2005 ha publicado el libro de poesía "amorimás", al que pertenece este poema.
fte: poesía de la semana, www.enfocarte.com

9 comments:

Cristalito said...

Wauuu me impactó esa frase... Muchos salu2 amiga =D

fgiucich said...

Has elegido un poema muy fuerte, muy hermoso, muy terrible. Abrazos.

Kramer said...

un misteria la vida de cada uno de los seres que habitan este y otros planetas, reviviendo la frase, cada cabeza es un mundo...
saludos

Bohemia said...

Que chulo el poema, ácido, breve y contundente...

ART&TAL said...

obrigado pela visita

continuas com belo blog

indieLIFE said...

ese punto negro donde todo acaba
donde ya no vivo
ni sufro
ni canto
eso es el espacio

adecuándolo a mi realidad...

Fede Ratas said...

Cuánto puede insipirar el espanto
y a mí que me cueste tanto
echar a volar la risa
que de tanto vivir de prisa
le han robado la frescura y el encanto...

abrazos

PD: a mi tambien me encanta secar las botellas de vino (ojalá tinto).

holeart said...

a menina está a dormir?

La locura me pego a las... said...

Hermoso poema, sinceramente me cautivo, gracias por compartirlo.