11.03.2006

De esas cosas que soy... de despedidas y hasta siempre...

Entre fantasmas y ofrendas, ante una alegría inmensa y ante una de las sonrisas más transparentes que mis ojos han visto, te encontré de nuevo: tú el que asegurarás tus ojos - para mayor referencia, -el que me verá asegurar mis manos – para mayor detalle -...

Alguna vez pensé que yo era la que podía localizarte -como si la amistad fuere solo eso-, cuando fuere, cuando quisiere... cuando mis ojos y mi alma estuvieran hartos de lo que desde mi perspectiva era la vida agobiante... porqué desde mi vista los encuentros eran porqué yo los buscaba, porqué yo tenía la dirección a la cual acudir cuando era necesario llorar y con la mala costumbre de sentir y tomar las decisiones a través de lo que pienso -y alucinando la perspectiva de los demás- te deje ir y me deje ausentar... pero el pasado, pasado es y no me lamento, lo que venga será mejor... nos será lo mejor...

Y resulta que no... los encuentros son porque son, sencillamente... sin justificaciones de búsqueda (aunque en el alma exista el deseo y acto de buscar siempre)... y más allá de mis teorías ideales, de mis deseos y de lo comentado por la dichosa madurez que nos alcanza a los treinta, es mi sentir decir que te he encontrado... que contigo me siento yo porqué sencillamente soy yo... soy todo acurrucada como en la mañana que llena de sol nos localizó... soy yo sin sonidos, como en el silencio en complicidad compartido este jueves... soy yo dispersa, en el desayuno lleno de color rosa que destelló dorados sobre tus ojos... soy yo en la ansiedad de no poder aguantar un minuto sin exponer la terca necesidad de ayudar... soy yo sobre ti, sobre mi, sobre los amigos que siempre seremos... sobre lo que no es todo y que sin embargo nos hace ser en estos momentos...

Sin formulas ni adioses, ni un más estaremos en contacto, ni trabalenguas mucho menos, sé que seremos más aún con silencios...

En decretos que mi alma tiene y en los miles de caminos sobre los que nuestros pies anden, yo solo puedo expresar que soy feliz de saberte tranquilo, de ser, de saberte ser y de saberte libre... de saber que si nos encontremos será borrón y cuenta nueva aún con los cariños acumulados, con los abrazos y la amistad pura... sin percepciones de guarda...

Sé de antemano que pasarán miles de lustros para volver a verme en tus ojos... que los encuentros se darán sin presión, sin alucinaciones, serán porque serán... que igual llamaras, que igual no estoy... que igual nos escribimos, que tal vez nos crucemos en algún momento... que alguna vez gritaremos, pero que más da... las alternativas se irán buscando según la necesidad, según lo sentido, los sentidos... y que decir, más que opciones hay ángeles en todas partes...

Que me has dejado un halo de melancolía en el alma... pasará lo sé... y posiblemente te extrañaré mucho, digo porqué habrá que sentirlo para poder afirmarlo... te espero, eso quiero decir también, no como un modo de vida vinculado únicamente a la esperanza, no con el deseo de vivir todos aquellos momentos pendientes, ni con el ansia de conocernos a través del tiempo -ya tengo la garganta cerrada de aguantarme el llanto pero que quieres soy re chillona y ya mi mente no sabe que decir ante tantas palpitaciones del corazón-...

Te espero donde se espera sin esperanza... donde el ser yo nos es, con lo se comparte donde haya ambos... carajo, te amo con ese amor que no debe darte miedo porque es neto, del aquel que nunca pensé dar porque me sentía incapaz y que sin embargo es contigo... del que no duele, del que te mantiene en una escala muy cercana al cielo, del que te regocijas por sentirlo fluir amorosamente por toda la sangre, por toda la piel... del amor que da sin esperar nada aunque suene cursi... de ese ha sido... de ese soy...

Para cuando nos veamos y seamos otros sin dejar de ser lo que fuimos... pero más grandes, más grandes... un abrazo enorme, enorme....



p.d. Dijera Joaquín Sabina: “mientras la tierra gire y nade un pez habrá vida todavía”...

4 comments:

Anonymous said...

Ya casi llegas, solo es cuestión de tiempo.

elgato said...

no le des monedas a los gatos.

Neto said...

Voy, voy.... ni en las realidades soñadas dejas de ser tú... te leí, te sentí... te quiero...

Agustin said...

Con que ganas has escrito tu texto, se siente, se lee...........

Saludos para ti


Agustin