12.13.2005

A una vuelta de la tierra

por Miguel Mauries

Si para encontrar el sol
Debes volar al norte
Y para ampliar el horizonte de tus alas
Debo quedar atrás
Y esperar a que tus mariposas vuelvan
A los días de colegio
A las noches de cantera
A las tardes de café bordando sueños
Sobre la mesa
Si para encontrar el mar
Debes cambiar tu cauce
Andar por ríos desiguales
Y no mirar hacia atrás
Y guardar como un tesoro
En la arena
Los recuerdos
El invierno
Los veranos de otra tierra
Y las noches de correr
Siguiendo el rastro de una estrella

Si para encontrar tu voz
Debes viajar de noche
Y para ampliar el horizonte de tus mapas
Debo quedar atrás
Y a llorar por los recuerdos
De otra era
Los momentos que se fueron
En un giro de la tierra
Y esperar a que tus mariposas
Vuelvan

Sabes bien aquí te espero
A una vuelta de la tierra
Donde el tiempo se olvido
De poner granos al reloj
De arena

__

Me recordó el tiempo en el que deseaba intensamente esperar, infinita e incondicionalmente... deMente estaba... jejeje, o como dicen solo amaba... pero definitivamente hay mariposas que no regresan... :(

7 comments:

Jordi said...

Hay ocasiones en las que solo vemos lo que nos interesa....


saluditos.

Denia said...

no entendi =(

fgiucich said...

Muchas veces, en lugar de esperar, hay que salir a buscar. Y no creo que estés tan deMente; es cierto: hay mariposas que no vuelven, pero no olvides que viven un solo día. Abrazos.

Karl Andrews said...

Muy bellas palabras, espero que consigas lo que esperas...
Saludos
Karl

Cristalito said...

DeMente? No lo creo, simplemente, como dices estabas enamorada sólo de la persona equivocada... pronto llegará la mariposa adecuada... salu2

Mar said...

o si!
quién lo sabe? Ahí radica lo esencial de la vida.
Un beso guapa

el baloO* said...

No necesariamente de una persona equivocada, si no de la no adecuada; estas personas aparecen en nuestra vida para que sepamos identificar cuando la adecuada llegue...

Saludos desde Mérida.